Fundació Vila Casas
MUVACC


CAT | ESP | ENG | FRA

Exposición Virtual

Mayte Vieta


Sin Fín
Inicio 30/04/2016
Exposición celebrada del 15 de enero al 3 de abril de 2004 en la Fundació Vila Casas

Con Mayte Vieta...(Glòria Bosch)

 

Gloria Bosch

 

Mayte Vieta

 

B. ¿Cómo se produce la articulación de tiempo y espacio en tu obra?

 

 

V. El tiempo es una de las partes más importantes de mi obra. Creo que es la base, porque siempre he partido de los inicios, con un retomo constante al pasado para encontrar un hilo conductor. No trabajo sólo con la fotografía, sino también con la escultura y la instalación, y no sé hasta dónde llegaré porque ahora lo que realmente me preocupa es el movimiento, con la fotografía se empieza a ver y con las esculturas también. Cada vez trabajo con más intensidad la imagen y la instalación porque me facilitan al mismo tiempo...


leer todo

CUADROS DE LA EXPOSICIÓN: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17
Efímera
2004
Escultura
Técnica mixta y mariposas disecadas

Delicada, introvertida y bucólica, así es la obra que nos presenta Mayte Vieta. Nos sumergimos en un universo pequeño y obtuso donde la atemporalidad se hace presente. Un espejo en el fondo nos confirma que formamos parte de él y nos adentra en la reflexión de la artista sobre la belleza. Somos efímeros, somos caducos, pero por un instante quedamos atrapados en una compleja reflexión, suspendidos en el pensamiento de Vieta. Efímera parte de esta reflexión sobre la belleza y aquello que la define. Su título indica que se trata de un concepto caduco que la artista ha querido conservar entre metacrilatos.
Animales del Tiempo, Galgos
2003
Escultura
Bronce

Mayte Vieta presenta su obra a través de distintos lenguajes. Si bien es cierto que usa frecuentemente la fotografía, siempre acaba dotándola de un espacio físico transformándola así en un objeto escultórico. También explora, en algunos casos, directamente a través de la escultura. Líneas y siluetas sencillas, cromatología escasa y gran contenido simbólico. Animales del tiempo presenta figuras casi de aspecto totémico. Galgos oníricos que rozan la representación surrealista y que nos recuerdan a esos elefantes dalinianos que surgían del subconsciente.
De su amada memoria
2003
Instalación
Maderia y resina

Como recuerdos cuidadosamente guardados y organizados esperan y sobreviven enjaulados, atentos a cuándo puedan arrancar el vuelo. Recluidos. Los personajes de Mayte Vieta, estáticos y amenazantes, esperan dentro de sus jaulas negras, dispuestos y expectantes. Alegorías quizás de esos preciados momentos que por volátiles y efímeros aún son más valiosos. Y que la artista como metáfora del tiempo pasado y por no caer en el olvido ha querido conservar en pajareras sus recuerdos. Sabiendo que aunque así sólo conservará una pequeña parte de ellos. La nostalgia, el recuerdo y el pasado son constantes en la obra de la artista.
El umbral
2003
Instalación
Varillas de acero inoxidable y resina

Bajo el Umbral nos espera la artista, presente en la delicadeza de su obra. Centenares de alas nos indican la puerta a traspasar. Es la entrada de un mundo a otro. Para la artista podría ser el camino de vida a muerte, de presente a pasado o de este al futuro. Todos ellos, conceptos recurrentes en su obra. Trabaja a su vez con el espacio a exponer, creando una atmósfera concreta para inducir en el espectador un estado atemporal donde sólo existe la emoción y el concepto. La realidad se desvanece y deja paso a la emoción que la artista quiere transmitir al espectador. Para lograrlo establece a menudo diálogos entre sus obras y estas con el espacio. En esta obra en concreto la artista nos da la elección: atravesar el Umbral o ser, simplemente, espectadores.
La bise noire
1992
Instalación
Instalación fotográfica

Usa el agua como refugio y a su vez naufragio, como la unión de opuestos, como vacío y plenitud. El Mediterráneo, nostálgico, la envuelve a ella o a sus modelos. Le bise noir nos hunde en las profundidades de un espacio atemporal. La ausencia es al mismo tiempo totalidad. Mayte pivota con frecuencia entre opuestos: naturaleza y humano, oscuridad y claridad, pasado y presente, movimiento y estático. Estas dualidades acaban creando un universo extraño, bucólico y a veces surrealista en el que nos vemos inmersos.
Mujer raíz
2000
Escultura
Resina y raíces

Las raíces a menudo son usadas por Mayte Vieta como símbolo del paso del tiempo. Mujer raíz es un ser translúcido nutrido por el tiempo. Las raíces, como vasos sanguíneos, alimentan a este ser. Cuya existencia se ve compuesta por los minutos, horas y días que transcurren. Se alimenta, crece, se retuerce y busca la vida con sus movimientos imposibles y conforma la estructura de este ser que, aunque estático, permanece lleno de experiencia y, por tanto, de vida.
Tarde de encuentro
2002
Fotografía
Fotografía

Imágenes bucólicas, que oscilan entre el sueño y la realidad. Horizontes lejanos que dotan el espacio de vacío. Naturaleza imponente y silenciosa. Mayte Vieta viaja frecuentemente al pasado en sus fotografías. Recurre al mar Mediterráneo como contexto. Este se transforma automáticamente en su símbolo nostálgico por excelencia. Sus paisajes nos transportan a una melancolía agridulce que define aquel pasado que fue y que no será de nuevo. Es quizás un intento de controlar el tiempo. Pues la artista, que ya se define a sí misma como alguien nostálgico, viaja siempre que puede a aquellos lugares que la transportan a tiempos atrás. Tarde de encuentro es tal vez un encuentro con la experiencia ya vivida.
Ivernando
1999
Escultura
Vitrina y bronce

La raíz espera, ya muerta y disecada, para volver a la vida. Pausada y en reposo, conservada en cristal, expuesta e iluminada con aspecto teatral. Se resigna a no crecer, a esperar, a invernar. El tiempo no pasa, el tiempo se detiene en su receptáculo, y ella permanece, aguarda, inverna. Para la artista las raíces son a menudo símbolo del paso del tiempo. Si la conservamos podemos conseguir controlar metafóricamente el paso del tiempo. O quizás no, quizás Vieta nos quiere mostrar cómo el tiempo curte, cómo las horas y días crean curvas, recovecos o nudos. Cómo el tiempo nos define, nos forma y nos retuerce. Cómo nos permite crecer. Quizás Mayte nos muestra cómo existimos gracias al tiempo, y sin él dejamos de existir para únicamente invernar a la espera de que el tiempo pase de nuevo.
Cabellera del Tiempo
2002
Escultura
Parafina

Cabellera del tiempo es una pieza formada por tres esculturas de parafina y colocadas en vitrinas de acero y cristal. De nuevo aparece esta obsesión de la artista por conservar e impedir el paso del tiempo. Delicadas figuras que representan al cuerpo femenino aparecen translúcidas y sutiles. Muestran la delicadeza y lo efímero del cuerpo. Este, lejos de representar únicamente a la artista y convertirse en un mero autorretrato, habla de la fragilidad del cuerpo humano mostrándolo a veces indefenso. Vieta no se centra únicamente en un autorretrato sino que es una representación de todos los cuerpos, todas las gentes. Busca una representación universal.
Cabellera del Tiempo
2002
Escultura
Parafina

Cabellera del Tiempo
2002
Escultura
Parafina

Raíces
2003
Escultura
Bronce

El cebo
2003
Escultura
Resina y cristal

A ciegas
2003
Fotografía
Fotografía Duratrans, metacrilato y cristal

A ciegas
2003
Fotografía
Fotografía Duratrans, metacrilato y cristal

Naufragio
2003
Fotografía
Fotografía Duratrans, metacrilato y cristal

Tarde de encuentro
2002
Fotografía
Fotografía Duratrans, metacrilato y cristal





MUSEOS FÍSICOS DE LA FUNDACIÓN PRIVADA VILA CASAS:
BARCELONA

ESPAIS VOLART
Exhibicions temporals Art Contemporani

Espai Volart
BARCELONA

MUSEU CAN FRAMIS
Museu de Pintura contemporània

Can Framis
PALAFRUGELL

MUSEU CAN MARIO
Museu d’Escultura Contemporània

Can Mario
TORROELLA DE MONTGRÍ

MUSEU PALAU SOLTERRA
Museu de Fotografia Contemporània

Palau Solterra



© 2015 Fundació Vila Casas   *   Aviso legal y política de privacidad   *   Política de cookies   *   Mapa web   *   Anunzia