CAT | ESP | ENG | FRA
Facebook Twitter Youtube Pinterest Youtube Linkedin Foursquare

Exposición Virtual


Saudades de Sâo Paulo
Inicio 23/03/2020
Exposición celebrada del 1 de febrero al 3 de mayo de 2020.

Esta exposición es un reconocimiento a la obra fotográfica de Palmira Puig y Marcel Giró, pero también es un recuerdo a la trayectoria vital de una pareja extraordinaria.

 

Los conflictos bélicos que asolaron Europa a lo largo del siglo XX provocaron que numerosos creadores de diversas disciplinas, como la fotografía, se exiliaran a países de Latinoamérica.  Este es el caso de Marcel Giró (Badalona, 1913-Mira-sol, 2011) y Palmira Puig-Giró (Tàrrega, 1912-Barcelona, 1978), quienes se exiliaron a Brasil, donde vivieron hasta el año 1978. Ambos participaron de forma muy activa en la vanguardia fotográfica brasileña.

En una primera fase del estudio del Archivo Giró,...


leer todo

CUADROS DE LA EXPOSICIÓN: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20

Palmira Puig. Sense títol (Marcel Giró)
1950
Fotografía
Fotografía vintage. Gelatina de plata sobre papel.

Toni Ricart, sobrino de Marcel Giró y de Palmira Puig, a quien debemos la existencia de la colección, me explicó una historia que le contó su tío. Me atrevo a resumir y a utilizar una cierta licencia poética en la transcripción de las palabras. El maestro le dio tres consejos al pupilo. El primero: cierra los ojos en la oscuridad. En teoría, hablaba del laboratorio fotográfico o, mejor incluso, se refería a la plena consciencia y la memoria corporal, elementos realmente importantes en la creación fotográfica. El segundo: saca la línea del horizonte del centro de las fotografías. El tercero: aguanta la respiración en velocidades altas o bajas. Simbólicamente, esta tríada resume el proceso creativo del fotógrafo.
Palmira Puig. Sense títol (Palmira Puig i Marcel Giró)
1950
Fotografía
Fotografía vintage. Gelatina de plata sobre papel.

Marcel Giró procedía de una familia del sector textil catalán. Formado en la Escuela de Industria de Terrassa, se movilizó como voluntario del Regimiento Pirenaico, dependiente de la Generalitat de Catalunya. Sin embargo, al inicio de la Guerra Civil española, en 1937, se exilia atravesando los Pirineos a pie desde Berga hasta Francia. En 1940, consigue viajar hasta Colombia donde junto a dos compañeros ponen en marcha un pequeño negocio textil. Será en el año 1942, cuando Palmira Puig y Marcel Giró logren casarse por poderes, y se reúnan en Colombia para posteriormente instalarse en São Paulo en 1948
Marcel Giró. Sense títol (Palmira Puig)
1950
Fotografía
Fotografía vintage. Gelatina de plata sobre papel.

Palmira Puig nació en el seno de una familia culta y de alto calado intelectual, lo que le permitió desde pequeña acceder a una alta educación y tener a su alcance enriquecedoras referencias culturales. A este contexto se suma la labor política de su padre, como diputado de las Cortes Nacionales. Palmira estudió peritaje mercantil y durante la Guerra Civil colaboró de forma muy activa con la Generalitat de Catalunya. Al término de la contienda, la casa familiar de Tàrrega fue requisada y la biblioteca de su padre arrojada por la ventana. Palmira se instaló con parte de su familia en Barcelona, donde permanecerá hasta que en 1942 pueda salir del país para reunirse con Marcel en Colombia.
Palmira Puig. Sense títol (Marcel Giró)
Fotografía
Fotografía reprint. Impresión a 12 tintas pigmentadas sobre papel Baryta.

Marcel Giró. Sense títol
1950
Fotografía
Fotografía reprint. Impresión a 12 tintas pigmentadas sobre papel Baryta.

Palmira Puig. Vendedora de flores
1950
Fotografía
Fotografía reprint. Impresión a 12 tintas pigmentadas sobre papel Baryta.

La obra de Palmira Puig se articula también a partir de la experimentación y audacia del tratamiento que otorga a sus imágenes en blanco y negro. El corpus más importante de sus fotografías se caracteriza por la poesía y la elegancia de sus naturalezas muertas, paisajes y retratos. La importancia que da a la figura humana y su entorno se inscriben en el nuevo figurativismo, que surgió a finales de los años 50 en el seno de la Escuela Paulista. Sus imágenes, realizadas con una gran discreción, nos acercan a la cotidianidad de los mercados y sus pobladores. Niños, vendedoras de flores y ancianos que rara vez miran a cámara y que ella fija en su lente. No son solo retratos de alguien, sino un producto de su voluntad. Concediendo un gran interés formal en retratar su entorno y enorme ternura en la observación de sus gestos y labores.
Palmira Puig. Sense títol
1950
Fotografía
Fotografía reprint. Impresión a 12 tintas pigmentadas sobre papel Baryta.

Ambos dedican un especial interés a la denominada “fotografía humanista”, muy escasa entre el resto de los fotógrafos integrantes del Foto Cine Clube Bandeirante. Eran prácticamente los únicos que fotografían las favelas y a sus habitantes, a los niños y los ancianos. No quieren únicamente expresar las condiciones en las que viven. Nos muestran, con gran dignidad, sus miradas, su belleza y elegancia. La capacidad de resistencia que transmiten, ser capaces de poder vivir vidas felices, y es ahí donde radica la intención política de sus fotografías.
Palmira Puig. Sense títol
1950
Fotografía
Fotografía reprint. Impresión a 12 tintas pigmentadas sobre papel Baryta.

Palmira Puig. Comportas
1950
Fotografía
Fotografía reprint. Impresión a 12 tintas pigmentadas sobre papel Baryta.

Palmira Puig. Estudo
1950
Fotografía
Fotografía reprint. Impresión a 12 tintas pigmentadas sobre papel Baryta.

Palmira Puig. Enchente
1950
Fotografía
Fotografía reprint. Impresión a 12 tintas pigmentadas sobre papel Baryta.

Marcel Giró. Sense títol
1930
Fotografía
Fotografía vintage. Gelatina de plata sobre papel.

Las primeras fotografías de Giró datan de la década de los años 30, antes de la Guerra Civil, y muchas de ellas fueron realizadas en el Pirineo catalán. La mayoría son paisajes y detalles de montañas y lagos. Muchas de ellas, como la serie de las proas de embarcaciones de recreo, muestran ya una especial mirada hacia la abstracción, aspecto presente en toda su obra posterior.
Marcel Giró. Sense títol
1950
Fotografía
Fotografía reprint. Tintas pigmentadas sobre papel HP Matte-Litho-realistic.

Palmira Puig, además de su propia aportación como fotógrafa, representó un referente esencial en todo el trabajo de Marcel Giró. En su producción artística inspira muchos de sus retratos más célebres. En sus fotografías más experimentales, la presencia de su figura es la referencia en la escala del objeto fotografiado. Palmira y Marcel abren su propio estudio en São Paulo en 1953. El Estúdio Giró se convertiría en uno de los estudios de fotografía publicitaria más importantes de Brasil, manteniéndose en activo hasta 1978, cuando deciden regresar a España. La implicación de Palmira Puig en el trabajo publicitario del Estúdio Giró hacía que su criterio fuera siempre determinante para la aprobación final de los trabajos.
Marcel Giró. Sense títol
1950
Fotografía
Fotografía reprint. Tintas pigmentadas sobre papel HP Matte-Litho-realistic.

Su obra no se liberó nunca del todo de la responsabilidad documental, forjada en las vivencias del período de entreguerras. Incluso cuando es absorbido por las formas, por las geometrías y por otras experimentaciones del modernismo de la Escuela Paulista –así se denominó el movimiento que surgió en el Foto Cine Club Bandeirante–, sus fotografías muestran la preocupación de esta generación de fotógrafos en documentar las transformaciones de las ciudades, la industrialización, la modernidad, como hicieron Paulo Pires, José Yalenti, Ademar Manarini, Eduardo Salvatore, Gaspar Gasparian y otros miembros del FCCB.
Marcel Giró. Sense títol
1950
Fotografía
Fotografía reprint. Tintas pigmentadas sobre papel HP Matte-Litho-realistic.

Marcel Giró pone en las metrópolis en crecimiento el principal foco de sus obras. Posee una unidad formal significativa. Incluso en las sombras más duras, en la geometría más fría, en los contrastes menos sutiles, hay siempre una delicadeza que va más allá de sus fotografías. Esta mirada cuidadosa le permite realizar obras singulares que nacen en lo que es banal y cotidiano, como las mesas –o lo que aparentan ser las mesas–, que configuran lo que podría ser la representación de un storyboard de un espectáculo de danza.
Marcel Giró. Esboço
1950
Fotografía
Fotografía reprint. Tintas pigmentadas sobre papel HP Matte-Litho-realistic.

El Foto Cine Clube Bandeirante, fundado en 1939, fue un movimiento y una agrupación de gran importancia internacional, que comienzó a cuestionarse el pictorialismo y a integrar la estética moderna en la fotografía brasileña. Algunos de sus componentes fueron Thomaz Farkas, Eduardo Salvatore, Geraldo de Barros, Rubens Teixeira Scavone, German Lorca, José Oiticica Filho y Gaspar Gasparian, entre otros. El año 1950 marca el momento en el que los fotógrafos vinculados al Foto Cine Clube Bandeirante comienzan a romper con el aislamiento que la fotografía había padecido hasta entonces y a reivindicarla como expresión artística autónoma, explorando e investigando nuevos encuadres, geometrías y juegos de luz y sombra. Nace en este momento la Escuela Paulista, denominación acuñada por la crítica, en las publicaciones especializadas de la época, para designar las fotografías modernas del Foto Cine Clube Bandeirante. Marcel Giró se convierte en uno de sus miembros más destacados y en 1956 Palmira Puig es también admitida en la agrupación fotográfica.
Marcel Giró. Sense títol
1950
Fotografía
Fotografía reprint. Tintas pigmentadas sobre papel HP Matte-Litho-realistic.

Marcel Giró experimenta con una visión fotográfica en la que persigue evidenciar las ambigüedades entre figuración y abstracción. Sus fotografías son en muchos casos composiciones con voluntad de construir una forma. En ellas, quiere confundir la percepción de quien las observa, ya sea por el juego en la escala de los objetos, o bien por el énfasis en remarcar efectos gráficos en el objeto fotografiado. Son imágenes y referentes de algo con una unidad formal sorprendente, utilizando desde las sombras más duras a la geometría más fría, pero siempre con una gran poesía que impregna todas sus fotografías. Para Giró, que considera la fotografía como “Arte”, es fundamental la búsqueda de nuevos lenguajes. Con este objetivo persigue una nueva estética: se sirve de un lenguaje formal con una sintaxis propia, altera las perspectivas, contrasta las luces y las sombras hasta el límite y, aproximando tanto las líneas y las texturas, acaba en ocasiones por convertir sus fotografías en “pinturas”.
Marcel Giró. Sense títol
1960
Fotografía
Fotografía vintage. Gelatina de plata sobre papel.

Marcel fue asimismo un pionero de la fotografía publicitaria, desde su Estudio Giró, donde trabajaron jóvenes aprendices que después se convertirían en grandes fotógrafos, como el catalán JR Duran o Marcio Scavone. Aquí cabe destacar el papel de Palmira, quien supervisaba todo el proceso de producción del estudio. Le gustaba colaborar con los directores de arte de las agencias de publicidad, cuidaba hasta el mínimo detalle el atrezzo en interiorismo, el estilismo de las modelos y opinaba siempre sobre las fotografías finales. En este sentido, Palmira representaba un punto importante de equilibrio en la creatividad de Marcel. Era su musa, pero también su crítica más exigente. Resulta significativo que después de la muerte de Palmira en 1978, Marcel, muy afectado, dejó la fotografía publicitaria y podría decirse que cerró una etapa de su carrera como fotógrafo artístico. Prácticamente abandona el blanco y negro y se dedica fundamentalmente a realizar fotografías de viajes.
Palmira Puig i Marcel Giró. Fulla de contacte
1950
Fotografía
Fotografía reprint. Impresión a 12 tintas pigmentadas sobre papel Baryta.

Ha sido difícil identificar la obra no firmada de Palmira, pues muy frecuentemente compartía la cámara con Marcel, y en un mismo carrete hemos encontrado fotografías realizadas por ambos. Asimismo, cuando no compartían cámara podían estar fotografiando lo mismo, el uno al lado de la otra, como hemos visto en otros miembros de la Escuela Paulista. Era habitual que los fotógrafos del FCCB salieran los fines de semana a realizar fotografías en grupo. Como recuerda JR Duran: "Lo acompañaba, de tanto en tanto, en sus salidas de fin de semana a la búsqueda de la fotografía pura, de sus ensayos, fuera del estudio y de los trabajos publicitarios. Estas expediciones urbanas eran verdaderas clases de fotografía y nunca olvidaré nunca todo lo que aprendí con él: la composición, la elegancia, el encuadre".
Marcel Giró. Sense titol (Autoretrat de Palmira Puig i Marcel Giró)
1951
Fotografía
Fotografía vintage. Gelatina de plata sobre papel.

El matrimonio Giró-Puig regresó a Cataluña en el año 1978, al albor de una recientísima democracia. A los pocos meses Palmira Puig falleció a causa de un cáncer que arrastraba en sus últimos años de vida. Marcel tardaría muchos años en recuperarse de su pérdida. Desde ese momento Marcel Giró abandonó prácticamente todo el contacto con la fotografía y en sus últimos años se dedicó a viajar. En sus estancias en Cataluña, realizaba, en pintura, copias de sus fotografías. Algunas de las fotografías presentes en esta exposición se han integrado recientemente en importantes colecciones internacionales, como la del Museum of Modern Art (MoMA, Nueva York), el MASP (Museu de Arte de São Paulo), Itaú Cultural (São Paulo), MNAC (Museu Nacional d'Art de Catalunya, Barcelona), e importantes colecciones privadas internacionales.




BARCELONA
ESPAIS VOLART
Exhibiciones temporales Arte Contemporáneo

Espai Volart Telèfon E-mail Localització
BARCELONA
MUSEO CAN FRAMIS
Museo de Pintura Contemporánea

Can Framis Telèfon E-mail Localització
PALAFRUGELL
MUSEO CAN MARIO
Museo de Escultura Contemporánea

Can Mario Telèfon E-mail Localització
TORROELLA DE MONTGRÍ
MUSEO PALAU SOLTERRA
Museo de Fotografia Contemporánea

Palau Solterra Telèfon E-mail Localització


Suscribete al newsletter © 2019 Fundació Vila Casas   *   Aviso legal y política de privacidad   *   Política de cookies   *   Mapa web   *   Anunzia